Que puedo hacer...

Si no sabes, te enseño
si no puedes, te ayudo
pero si no quieres...
yo tampoco.
(Dominio Publico)


Dime y lo olvido,
enséñame y lo recuerdo,
involúcrame y lo aprendo.

(Benjamín Franklin)

Los Oficiales

Es mejor hacer bien las cosas que tener que inspeccionarlas despues.

W. Edwards Deming


Yo clasifico a los oficiales en 4 clases: los inteligentes, los perezosos, los tontos y los industriosos. Cada uno posee al menos 2 de esas cualidades o defectos. Los que son inteligentes e industriosos resultan aptos para ocupar altos puestos directivos. Pueden ser de untilidad los que son tontos y perezosos. El que es inteligente y perezoso es idóneo para ocupar el puesto más alto alto de la empresa. Tiene el temperamento y suficiente valor para afrontar cualquier situación. Pero el oficial estúpido e industrioso hay que despedirlo de inmediato.

General Kurt Von Hammerstein
Oficial del edo. mayor Alemán

Deseo Tu Amor

DESEO TU AMOR

Anhelo tu amor como una flor desea ser tocada por los rayos del sol.

Deseo ser la musa de tu inspiración., tocar cada fibra de tu corazón, y

hacerla latir por este amor que hoy nace por ti.

Deseo que esta pasión se convierta en la luz de esas noches de oscuridad que

invade nuestras almas.

Convirtiéndose en aves vagando por el desierto, tratando de encontrar

ese mar perdido y lejano.

Tus caricias son como la flor que crece en el campo, libre, sin miedos,

dispuesta a luchar y ganar la guerra del amor.

Deseo amar tus besos que son como gotas de miel, cayendo una a una,

despacio, como rayos de eclipse entrando por mi ventana, recorriendo cada

centímetro de mi piel.

¡Te deseo!

Eres el hombre de mis sueños, te miro a los ojos, y sé que eres tú.

Este mundo no acabaría jamás; creas magia en mí, haces realidad mis

fantasías, te siento tan mío, nunca quisiera alejarme de ti.

Cambias mi vida, a cada instante del reloj; sueño y deseo que estés a mi

lado para amarte con locura y demencia, sin importar lo que se encuentra a

nuestro alrededor; cierro los ojos y veo como poco a poco te conviertes en

mi gran amor.

Este amor que ni en mil eternidades, podrás tocar las estrellas y ver la luna

tan cerca y saber que en mí tú estás y yo en ti.

Deseo ser quien despierta a tu lado con la luz del alba y mirar el sol

nacer; esperar que la noche con su manto cubra nuestros cuerpos al amarte con demencia.

Deseo tu amor; que esperaré como un árbol espera su fruto crecer, como la

montaña espera firme que las nubes cubran lo mas alto de su ser.

Cuando las gotas de lluvia se unan con la tierra escribirán tu nombre, y mis deseos viajarán con las nubes, el viento guiará mis palabras hasta llegar a

lo mas profundo de tu ser; y mi corazón estará unido al tuyo por millones y

millones de años de luz en la constelación del universo.

Los ríos se unen y se convierten en un gran mar; y tú y yo nos uniremos por toda una eternidad.



Por: Prisilla Liseth Martínez

Desde: Cedral, San Luis Potosí